• Noticias

Los efectos del trastorno del estado de ánimo



Las personas que sufren del trastorno del estado de ánimo suelen tener cambios en los hábitos de sueño o estado emocional, se sienten cansados y con poca energía. También experimentan una excesiva triteza, se sienten deprimidos, preocupados o tienen un miedo excesivo.


Suelen evitan reunirse con sus amigos y participar de actividades sociales. Asi mismo, tienen dificultad para concentrarse y aprender. En otros casos, también tienen pensamientos de suicidio. Las personas diagnosticadas con el trastorno del ánimo, conocido en inglés como "mood disorder", tienen impactos diarios en sus relaciones ya sea en el trabajo o familiares; ya que puede interferir significativamente con pensamientos, comportamiento, actividad y salud física.


La mayoría de adultos en Estados Unidos entienden que los trastornos del estado de ánimo tienen importantes consecuencias económicas y impactos sociales cuando no se tratan, pero el acceso y el costo siguen siendo las principales barreras para el tratamiento. Esto es particularmente cierto para aquellos que no tienen seguro y que provienen de hogares de bajos ingresos, ya que es más probable que tengan dificultades con el acceso y costo, según reveló la Encuesta nacional de Trastornos del estado de ánimo 2021, el cual fue realizada por The Harris Poll en nombre de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI por sus siglas en inglés).


Miedo al prejuicio

Los adultos jóvenes con un trastorno del estado de ánimo están teniendo más dificultades que los adultos cuando se trata de abordar su salud mental, según el nuevo estudio nacional. Los adultos más jóvenes (de 18 a 34 años) experimentan mayores preocupaciones sobre el juicio y el estigma que pueden experimentar al buscar tratamiento. Cuando buscan tratamiento, tienen mayores dificultades para acceder a una atención profesional asequible.


“Muchas personas desarrollan trastornos del estado de ánimo cuando son adultos jóvenes, en un momento de la vida en el que hacen malabarismos con vivir por su cuenta, iniciar carreras y formar familias”, dijo en un comunicado el director médico de NAMI, Ken Duckworth, M.D. "A menudo son profundamente sensibles a la vergüenza de las enfermedades mentales, tienen ideas poco realistas sobre las opciones de tratamiento y están sorprendidos por el costo de la atención, que puede ser una barrera importante".


La encuesta de NAMI, destinada a comprender el impacto de los trastornos del estado de ánimo, incluyó a tres públicos: los que habían sido diagnosticados con un trastorno del estado de ánimo, las personas que cuidaron a los que habían sido diagnosticados y los que no tenían experiencia con estas afecciones.


Una deficiente salud mental

Los hallazgos de la encuesta revelaron que los adultos más jóvenes (de 18 a 34 años) con una variedad de trastornos del estado de ánimo (bipolar, trastorno depresivo mayor y depresión) informaron de mayores impactos negativos de vivir con estas afecciones y una salud mental en general más deficiente que sus contrapartes mayores. Casi la mitad (49%) de los encuestados de 18 a 34 años describieron su salud mental como regular o mala, un porcentaje mayor que los de 35 a 64 años (40%).

Dificultades para acceder a un tratamiento asequible

Más de dos tercios de las personas de 18 a 34 años (68%) informaron que, a pesar de estar abiertos a recibir tratamiento, hubo un momento en el que no pudieron obtenerlo, significativamente más que sus contrapartes mayores (54% entre las personas de 35 a 64 años y 37% entre las personas de 65 años o más).


Lucha contra el estigma

Los adultos jóvenes también experimentaron el mayor temor al estigma y al juicio de familiares y amigos. Si bien el estigma es una barrera para la atención de personas de todas las edades, el 38% de los encuestados de entre 18 y 24 años que no habían recibido tratamiento de salud mental cuando lo querían dicen que el miedo al juicio les impidió buscar ayuda, en comparación con el 23% de los de 35y 64 años y 19% de los mayores de 65 años.


Carga de los trastornos del estado de ánimo

Mientras que la mayoría de los encuestados de todas las edades (84%) informaron impactos negativos como resultado de tener un trastorno del estado de ánimo, los encuestados de 18 a 24 años tenían más probabilidades que cualquier otro grupo de edad de informar que experimentaron dificultades en un 93%.


"Encargamos esta importante encuesta durante la pandemia para obtener una comprensión más clara de cómo les está yendo a las diferentes comunidades, incluidos los adultos jóvenes que experimentan angustia emocional", dijo en cun comunicado de prensa el director ejecutivo de NAMI, Daniel H. Gillison Jr. "Los jóvenes siempre se han visto gravemente afectados por las barreras para la atención, incluido el miedo a ser juzgado y estigmatizado".


Y con el objetivo de informar y ayudar la comunidad latina en Estados Unidos, la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI por sus siglas en inglés) posee una serie de videos en español sobre el bienestar mental en las comunidades hispanas.



10 síntomas del trastorno del estado de ánimo

  1. Cambios de humor extremos.

  2. Sentirse excesivamente triste o deprimido.

  3. Preocupación o miedo excesivos.

  4. Evitar amigos y actividades sociales.

  5. Sentimientos intensos o prolongados de irritabilidad o angustia.

  6. Pensamientos de suicidio o autolesión comportamientos.

  7. Incapacidad para realizar las actividades diarias o manejar los problemas diarios y el estrés.

  8. Dificultad para concentrarse y aprender.

  9. Cambios en los hábitos de sueño o en los sentimientos cansado y con poca energía.

  10. Uso excesivo de sustancias como el alcohol o drogas.