• José Melendrez

Presión arterial alta: "una asesina silenciosa"


Cerca de la mitad de los adultos estadounidenses tienen presión arterial alta, pero solo alrededor del 22 por ciento de ellos la tienen controlada. Tener presión arterial alta lo pone en un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y ataques cardíacos. En entrevista con el Dr. Eduardo Sanchez, M.D., M.P.H., FAAFP, director médico para la prevención de la American Heart Association, nos comparte consejos sencillos para monitorear y controlar la presión arterial alta o llamada también hipertensión.


¿Cualés son los síntomas de alerta que nos envía nuestro cuerpo cuando empezamos a sufrir de hipertensión?

La mayoría de las veces, las personas no sienten ningún síntoma por la presión arterial alta; es por eso que se llama la "asesina silenciosa". Sin embargo, podrías sentirte enfermo si la presión arterial es alta. Si experimentas dolor de cabeza, hemorragia nasal u otros síntomas no concluyentes como manchas de sangre en los ojos, mareos y enrojecimiento del rostro, busca atención médica de inmediato. Si tu presión arterial es de 180/120 o superior, espera cinco minutos y vuelve a verificar tu presión arterial. Si te mantienes en un nivel alto, llama al 911 o al número de emergencias local.


¿Cualés son los efectos de la presión alta en nuestro cuerpo?

Con el tiempo, la presión arterial no controlada causa daño. Si no la controlas, puede ocasionar lo siguiente: Ataques cardíacos, derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca, pérdida de visión, enfermedades o insuficiencias renales y anormalidades sexuales. Además, se ha determinado que es un factor en las complicaciones de aquellos que se contagian de COVID-19.


¿Quiénes están más propensos o en riesgo de sufrir la presión alta?

Estudios de investigación demuestran que los antecedentes familiares, la raza u origen étnico pueden ser un factor en tu presión arterial alta. Si la presión arterial alta es un antecedente hereditario en tu familia, te pone en una situación de riesgo mayor. Los afroestadounidenses y los estadounidenses de origen mexicano tienen índices más altos de presión arterial en comparación con otros. Los nativos de los Estados Unidos, los nativos hawaianos y algunos estadounidenses de origen asiático también tienen un mayor riesgo.

Además, tu riesgo aumenta a medida que envejeces. También aumenta si tienes sobrepeso u obesidad (demasiada grasa corporal), si tienes una dieta poco saludable y consumes demasiado sodio, no comes suficiente potasio, bebes demasiado alcohol (cerveza, vino o licores) y si fumas. Algunas enfermedades crónicas también pueden aumentar el riesgo, como la diabetes, la enfermedad renal y la apnea del sueño.

¿Qué significan los números 120/80 cuando te mides la presión? 120/80 se considera un nivel normal de presión arterial. El nivel ideal de la presión arterial debe ser de 120/80 o menos.

Tomando en cuenta la gastronomía latina, ¿qué dieta recomienda para evitar la hipertensión?

Sigue una alimentación con bajo contenido de sodio. Idealmente, procura mantenerte bajo los 1500 mg de sodio al día. Consumir, en su mayoría, frutas y vegetales frescos, lácteos descremados, y menos grasas saturadas y totales. Si bebes alcohol, limítalo a no más de un vaso al día para la mayoría de las mujeres y dos vasos al día para la mayoría de los hombres. Sin embargo, si no consumes alcohol, ¡no comiences ahora!

Además de seguir una dieta saludable, debes estar físicamente activo. Tratar de realizar, al menos, de 90 a 150 minutos de ejercicio aeróbico o resistencia dinámica a la semana, o tres sesiones de ejercicios isométricos a la semana.

Si fumas, ¡deja de hacerlo! Si no fumas, ¡no comiences ahora!

¿Qué tan frecuente debe medirse la presión en pacientes más vulnerables?

Deja que un profesional de la salud mida tu presión arterial, al menos, una vez al año. Si tienes presión arterial alta, es posible que tu médico quiera medirla con más frecuencia. Idealmente, debes medir tu presión arterial entre las visitas del médico a domicilio con un monitor de presión arterial autorizado. Mide la presión dos veces al día, una a la mañana tan pronto como te despiertes y otra a la noche antes de ir a dormir. Toma dos o tres mediciones cada vez para asegurarte de que es correcta. Para obtener más información acerca de la presión arterial y la manera adecuada de medirla, visita la página de la American Heart Association.